Kobido es un masaje facial japonés también conocido como lifting facial natural cuyo orígen se remonta a la época de los samurais. Kobido significa “Antiguo camino de la belleza” y según su filosofía, “la Belleza surge del perfecto equilibrio entre la salud física, emocional y espiritual”.

El Kobido combina técnicas de masaje facial, drenaje linfático y Shiatsu con el objetivo de estimular los nervios faciales, aumentar la circulación sanguínea, distribuir nutrientes, eliminar toxinas del rostro y equilibrar la energía vital para mejorar la salud y el bienestar general.

Beneficios del Kobido:

  • Atenúa y corrige las arrugas.
  • Aporta luminosidad a la piel.
  • Reduce la flacidez facial.
  • Mejora el tono muscular, hidrata y tonifica la piel.
  • Mejora el flujo linfático y elimina toxinas.
  • Relaja el sistema nervioso.
  • Aumenta la circulación de la sangre, la piel gana en suavidad.
  • Estimular el metabolismo celular, haciendo que la piel se renueve más rápidamente.
  • Libera la tensión acumulada en los músculos faciales y del cuello.
  • Relaja el cuerpo entero.

En definitiva, actúa como un hidratante natural. Al mismo tiempo relaja el cuerpo entero, y a nivel emocional, alivia las tensiones mentales e incrementa la autoestima, dado que actúa sobre zonas de la reflexología del organismo.

Como todos los otros tratamientos depende de su periodicidad para que los resultados sean visibles. Sin embargo, los efectos del Kobido se hacen evidentes desde las primeras sesiones.

Sesiones:

Los efectos del Kobido son acumulativos y para que se aprecien se recomienda hacer sesiones con regularidad:

  • Durante los 2 primeros meses: de 6 a 10 sessions
  • Sesiones de mantenimiento: 1 sesión cada 2 o 3 semanas