El Shiatsu-Zen es una técnica muy útil para todas las fases del embarazo para aumentar tu bienestar emocional y tu salud.

A través de suaves movimientos y el tacto te ayudaré a conectar contigo misma y a tomar conciencia de tu cuerpo para poder prevenir y mejorar situaciones durante el embarazo. Con el Shiatsu crearemos espacio en tu interior y daremos fluidez para estimular el canal natural de nacimiento.

Beneficios del Shiatsu durante el embarazo:

  • Ayuda a procesar los cambios emocionales derivados del embarazo, y prepara el cuerpo para el momento del parto.
  • Ayuda a relajarte
  • Alivia el dolor de espalda, de ciática, lumbalgia, cabeza, hombro y cuello.
  • Mejora el sistema digestivo, y actúa previniendo las náuseas o el estreñimiento.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática -por tanto, alivia la hinchazón de tobillos, pies o varices.
  • Alivia el cansancio y mejora la fase del sueño.
  • Actúa sobre el tono muscular y mejora la movilidad.

El Shiatsu también tiene efectos positivos para el futuro bebé:

  • Una madre relajada hace que el bebé también se sienta relajado y seguro.
  • La madre conecta con las emociones del bebé.
  • Ayuda en el desarrollo sensorial del bebé.
  • En la última fase del embarazo, ayuda a mejorar el posicionamiento fetal, y por tanto, predispone a un parto en condiciones.

¿Cómo es una sesión de Shiatsu para embarazadas?

  • La sesión se desarrolla en un espacio de confianza, tranquilo y mucho respeto.
  • Antes de empezar, dedicaremos unos minutos para que me expliques como te sientes y cómo va el embarazo.
  • Habitualmente se desarrolla sobre un futón en el suelo ayudándonos de cojines y mantas para que estés totalmente cómoda.
  • Te recomiendo traer ropa cómoda (de algodón, a ser posible) pantalones largos y calcetines.
  • La primera sesión dura aproximadamente 90 minutos. Las sesiones regulares duran aproximadamente 1 hora.
  • La frecuencia de las sesiones dependerá de cada caso y de las necesidades de cada persona.